Entre tantas cosas mal hechas, desprolijidades al por mayor y malas noticias en el fútbol argentino, llegó una buena. La FIFA designó la terna arbitral para la final del mundial y Néstor Pitana apareció como el árbitro principal, junto a sus asistentes Hernan Maidana y Juan Pablo Belatti. El misionero se convertirá en el segundo árbitro argentino en dirigir el partido mas importante de una Copa del Mundo, como Horacio Elizondo en Alemania 2006.

El misionero va dirigir  su quinto partido en Rusia 2018, donde arbitró en partidos claves para croatas y franceses.Con nueve juegos encuentros dirigidos entre Brasil 2014 y la actual Copa del Mundo, se transformará en el segundo árbitro con mayor cantidad de partidos en Mundiales, solo superado por el uzbeko Ravshan Irmatov (11).

La terna argentina dirigió en  octavos entre Croacia y Dinamarca y después en la clasificación de Francia a semifinales, cuando  le ganó 2-0 a Uruguay.

Pitana como Elizondo en 2006

El primer árbitro nacido en estas tierras que impartió justicia en una final mundialista fue Horacio Elizondo en  Alemania 2006, donde dirigió el juego decisivo entre Italia y Francia, que finalizó con victoria en los penales para La Azzurra. En aquel partido Elizondo protagonizó un recordado episodio: el cabezazo de Zinedine Zidane a Marco Materazzi, con la expulsión de la estrella gala.