En el Samara Arena, Inglaterra le ganó 2 a 0 a Suecia con dos goles de cabeza y se metió en semifinales de una Copa del Mundo, después de 28 años. Los británicos esperan por Croacia o Suecia, que juegan a las 15 hs.

Harry Maguire y Dele Alli (la joven estrella que todavía no brilló en el mundial) a los 30 y 59 minutos, los autores de los goles de Inglaterra. Los suecos no pudieron conseguir descontar pese a varias situaciones que tuvieron, en especial en el segundo tiempo, pero que una a una fueron atajadas por el arquero Jordan Pickford, la gran figura del partido.

El equipo británico mostró nuevamente hoy su arma infalible del mundial:  la pelota parada. A los 30 minutos, vino el primer gol tras un tiro de esquina, donde el central Harry Maguire conectó de cabeza un centro de Ashley Young al medio del área y colocó el balón en la esquina más lejana de Olsen.

A los 14 minutos de la segunda parte,  los piratas convirtieron el segundo y por la misma vía. Delle Ali  colocó el 2-0 con un nuevo gol de cabeza tras un centro por la derecha. El jugador del Tottenham impactó de cabeza y puso cifras definitivas en Samara.

Demasiado ajuste al libreto de los suecos, donde no supieron ni pudieron torcer la historia. Chato partido, quizás sin la presencia ya de la creatividad del algún jugador sudamericano, los que vengan quizás sean similares. El mundial ha quedado a esta altura muy europeo, demasiado.