La Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad, la Ley Brisa por medio de la cual se establece la reparación económica a hijas e hijos de madres víctimas de femicidios. La iniciativa recibió 203 votos afirmativos y ninguno negativo.

La reparación, que comienza a regir desde el momento del procesamiento del femicida, consiste en un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles. Ello está destinado a personas menores de 21 años o con discapacidad, siendo retroactiva al momento de la comisión del crimen (aunque el delito se hubiera cometido con anterioridad a la sanción de la norma). Cuando la persona cumple los 21 años deja de percibirla.

La ley recibe el nombre “Brisa” por el nombre de la hija menor de Daiana Barrionuevo, una joven asesinada por su ex pareja, Iván Adalberto Rodríguez, en 2014. Daiana tenía, además de Brisa, dos hijos varones. Todos quedaron al cuidado de su abuelo. Sin recursos, Osvaldo Barrionuevo tuvo que pedir ayuda hasta en los medios de comunicación.

Vale recordar que la iniciativa había sido solo reglamentada en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que los y las hijas de las víctimas de femicidio del resto del país no eran contempladas. Incluso Brisa, no era era alcanzada por la normativa debido a que vive en la provincia de Buenos Aires. Ello causó revuelo y este miércoles la iniciativa se extiende a todo el país.