El Servicio Médico Previsional (SEMPRE) eliminó el bono de consulta médica en farmacias. La medida comenzará a regir a partir del próximo 1 de agosto de 2018. De esa manera, los afiliados a la obra social solo abonarán el valor del coseguro a los prestadores médicos, en los consultorios. Además en caso de ser necesaria la indicación de medicamentos, el recetario será provisto por el médico.

La eliminación del bono de consulta significa una mejora sustancial en la accesibilidad a las prestaciones de salud para afiliados de la obra social. SEMPRE recomendó especialmente concurrir con cambio para abonar el coseguro, en la actualidad de 60 pesos para consulta médica en consultorio, y de 70 para la visita médica, en domicilio.

Se recuerda también que para acceder a las prestaciones de salud, es indispensable concurrir a atenderse portando la credencial magnética de la obra social.

Por último, se reitera a los afiliados que, al momento de recibir la prestación de salud, está prohibido el cobro de todo valor superior al convenido por la obra social (o plus médico, sancionado por la Ley 2782).