El titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), Juan Carlos Carola, se refirió a las licencias por salud que solicitan empleados públicos, en especial docentes, y que muchas veces son utilizadas para realizar viajes. “El ausentismo significa para algunos sectores “un costo económico muy alto porque hay que nombrar suplentes. Eso implica que si una persona toma una licencia hay que nombrar un suplente”, dijo y agregó: “A veces se paga por un mismo cargo dos o tres sueldos”.

Carola recalcó que en el sector docente es donde se dan los casos más significativos. Son 25 los casos y en su mayoría corresponden a docentes. “Con denuncia penal debe haber unos tres o cuatro casos”, informó.

Asimismo, expresó: “Hay veces que el Servicio Médico puede entender que una licencia, un viaje puede ser útil para la recuperación de la salud. Por lo tanto no es el problema el viaje, es la tergiversar el fin de la ley. Por eso es importante que todo empleado público tenga claro de que si está con licencia médica debe pedir antes de viajar, ya sea afuera o dentro del país, debe poner en conocimiento al Servicio Médico para que autorice o no. No es una persecución”. En caso de detectarse la falencia, la FIA se realiza un sumario al médico otorgante del certificado, “sino nosotros ponemos en conocimiento al Consejo Médico que tiene un Tribunal de Ética que es el que tiene que juzgar la condición. También hay situaciones que son un poco más extremas donde nosotros advertimos que puede haber un fraude hacia la Administración Pública”.

Para finalizar, Carola aseguró que “se está trabajando mucho para evitar las corruptelas que se habían generado en algunas situaciones, donde las licencias médicas eran ficticias, no existía la enfermedad”.

(Fotografía ilustrativa)