El mundial sigue despachando candidatos y hoy le tocó a España, que cayó por penales con Rusia y se quedó afuera en octavos. En el tiempo reglamentario habían empatado 1 a 1.

En el estadio Luzhniki de Moscú, el anfitrión dio el gran golpe del domingo y eliminó a unos de los poderosos. La furia nunca encontró su mejor versión,  no logró romper el operativo defensivo ruso.

De entrada todo parecía sencillo para los de Fernando Hierro y mas aún cuando a los 12´ después de una desafortunada jugada que terminó con el gol en contra de Sergei Ignashevich. Pero la historia se emparejó a los 41´,  cuando Artiom Dzyuba lo empató  de penal, después de una insólita mano  de Gerard Piqué dentro del área.

En el segundo tiempo, en  España entraron Lago Aspas y Andrés Iniesta, pero no supieron como romper el fuerte cerrojo ruso. Así se consumieron los 90 minutos reglamentarios y llegó el tiempo de alargue.

Los 30 minutos siguientes le fueron inútiles a España y los rusos con sacrificio, orden y el apoyo de su público, llegaron a los penales, que es lo que querían.  Igor Akinfeev fue el gran protagonista de la historia y el héroe del paso de Rusia a cuartos de final. Le atajó a Koke y Aspas  y sus compañeros convirtieron los cuatro que patearon.

España se suma a los campeones del mundo ya eliminados. Argentina ayer, Alemania en primera ronda e Italia en las eliminatorias.