Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las pérdidas solo en el sector comercial, tras el paro de la CGT, fueron calculadas en 9.475 millones de pesos.

“El 75,1% de los comercios del país se mantuvieron abiertos, pero con volúmenes de ventas bajos: se estima que cayeron 50% en relación a un lunes común. La pérdida es muy fuerte dada la situación delicada del comercio Pyme”, esgrimieron desde la CAME en un comunicado. “Sobre esos porcentajes, y en función del nivel de facturación diaria promedio que realizan los comercios un día lunes, se estima que se dejaron de vender $9.745 millones”, agregaron.

Asimismo, la CAME realizó un promedio del porcentaje de locales abiertos en las capitales de las provincias argentinas:

Por su parte, aseguraron que las pérdidas que se produjeron son fuertes ” porque ocurre en un contexto de caída en las ventas”.