Tras la suba desmedida de la inflación y del dólar el mercado inmobiliario se ha visto afectado. “Las operaciones inmobiliarias se han visto afectadas en el valor de los inmuebles. Hay un parámetro dólar que siempre se ha ido tomando, en ese sentido el vendedor del inmueble tiene una expectativa de recibir un valor equivalente a dólares y esto ha hecho que las corridas del valor del dólar, en este último tiempo, ha llevado la expectativa de venta del vendedor a un valor en pesos muy superior al que tenía hace un mes y pico atrás”, aseguró Pedro Arpigiani, presidente de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa.

Por su parte, los compradores “que normalmente depende de la toma de créditos (…), toman en pesos. Hoy necesitan muchos más pesos que antes para acceder a la misma vivienda”, dijo. Ello tuvo como consecuencia inmediata que “la venta se haya visto mermada, paralizada”.

De esa forma, los vendedores que piden dólares hacen que muchas transacciones no se estén completando. “Con el correr del tiempo el mercado irá marcando si convalida los valores en dólares que se están pretendiendo o si se encuentra un punto de equilibrio”, señaló Arpigiani.

Por otra parte, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa dijo que los créditos movilizaron el mercado inmobiliario y “esto hace que los tomadores de crédito, que toman en pesos, hoy se vean más alejados en la potencialidad de compra o tienen que comprar un inmueble de menos calidad, o menos cantidad de metros cuadrados, o de distinta ubicación, o en definitiva no lo toman hasta ver cómo se ha acomoda toda esta cuestión de valores”.