La vicepresidenta, Gabriela Michetti, envió a las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, Asuntos Constitucionales y Presupuesto del Senado el proyecto de ley que prevé la despenalización del aborto. De esa manera las comisiones serán las encargadas, a partir de la semana próxima, el debate.

La decisión de la vicepresidenta fue rechazada por Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada del PJ no kirchnerista, quien la acusó de “dilatar” la discusión. Incluso Pichetto calificó la decisión de “totalmente excesiva” e “innecesaria”.

Es que al ser varias las comisiones que se encarguen del debate, el proyecto de ley tardará más tiempo en debatirse en la Cámara Alta.

“Este giro obedece a una posición personal de la Vicepresidenta con la finalidad de prolongar el debate indefinidamente”, señaló Pichetto en un comunicado. Y agregó: “configura una actitud dilatoria tendiente a obstaculizar el dictamen y la llegada al recinto de la media sanción de despenalización del aborto”.

El jefe de la bancada del PJ no kirchnerista cuestionó el giro que hizo Gabriela Michetti del proyecto hacia las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda, debido a que en la Cámara Baja no fue girada a ninguna de las dos comisiones. “Esta iniciativa se trata de una temática de salud y de justicia, por lo cual la competencia es de las comisiones de Salud y Justicia y Asuntos Penales, tal como lo planteamos por nota la semana pasada luego de la votación en la Cámara Baja”, aseguró Pichetto.

A su vez, organizaciones a favor de la legalización del aborto cuestionaron la decisión de la vicepresidenta.