Este lunes en horas de la mañana se llevó a cabo una reunión de la paritaria provincial. En ese contexto se solicitó al gobierno adelantar la discusión salarial de agosto y que, junto al  porcentaje que se cobraría en julio con la cláusula gatillo automática se abone, un complemento salarial adicional ya que los y las trabajadoras de la educación llevan perdidos 5 o 6 puntos del sueldo. La preocupación no es solo por el salario sino también la situación que muchos docentes detectan en los colegios. Es que “los pibes van con hambre”, aseguró Lilia López, secretaria General de UTELPa.

Se recuerda que la fecha programa para la discusión salarial era el 8 de agosto.

La inflación afecta, notablemente, el poder adquisitivo y por ese motivo solicitan el adelanto de la discusión salarial. La secretaria General de UTELPa, aseguró: “El panorama es grave, triste en La Pampa y como veníamos diciendo La Pampa no es una isla. Estas medidas económicas que se están llevando adelante a nivel país impactan en La Pampa y en el poder adquisitivo del salaria de los trabajadores”. En ese sentido recalcó que han perdido alrededor del 12%.

“No venimos solo preocupados porque no nos alcanza la plata sino lo que ya estamos viviendo en las escuelas, hay más hambre, los pibes van con hambre, hay que cambiar el horario en que se les da la copa de leche ya que ni bien comienza la mañana tenemos que estar dándoles ya la leche y aumentar con algo más eso porque van con mucho hambre”.

Otra de las situaciones que desde UTELPa definen como preocupantes es la finalización del programa “Conectar Igualdad”. “Se nos entregó a través de un referente provincial, el nuevo plan que reemplazara a Conecta Igualdad, en el mismo se da por finalizado el histórico programa que garantizaba el acceso a las nuevas tecnologías a los y las estudiantes de nuestro país, por otro llamado “Aprender Conectados”. La gravedad que observamos es el cambio de paradigma con respecto a acceso a las tecnologías y un claro desconocimiento de los aportes que estos ocho años garantizó el programa. No habrá más una computadora para cada alumno y el financiamiento no es claro, desaparece el aporte directo del presupuesto para este programa”.

Por su parte, los y las trabajadoras de la educación solicitaron una reunión con el gobernador Carlos Verna para analizar las situaciones que preocupan al sector. “No puede pasar de esta semana”, dijo López. “Él debe expresar a todos los trabajadores y trabajadoras de la Provincia cuál es el panorama, cuál es la situación y qué definiciones tiene con respecto a esto”, añadió.