El Ministerio de Seguridad de la Provincia adquirió 12 alcoholímetros para la Policía de La Pampa, destinados a las actividades de prevención en materia de Seguridad Vial. La inversión fue de $1.760.672,88,

La jornada fue encabezada por el ministro de Seguridad, Julio González, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Prevención de Adicciones y Lucha Contra el Narcotráfico, Agustín García, el director general de Seguridad Vial, Fernando Funes, el jefe de Policía de La Pampa, Roberto Ayala, y demás autoridades.

Con los 12 alcoholímetros adquiridos, son 24 en total los existentes, de los cuales la mitad se obtuvieron por comodato de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Todos los dispositivos son homologados por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial). Además, se adquirieron para estos nuevos alcoholímetros, 15.000 pipetas descartables.

El ministro de Seguridad se refirió a la importancia de la inversión en materia de prevención, “es resultado de un proceso licitatorio que comenzó en marzo por decisión del Gobierno provincial de incorporar esta herramienta homologada que permite contribuir a la Seguridad Vial, controlando que la gente no circule con grado de alcohol en sangre, por ser causal de accidentes. La idea es trabajar en conjunto con los Municipios; los alcoholímetros estarán en distintos Puestos Camineros y a disposición de las Unidades Regionales, y para distintos controles que se realicen”, manifestó.

El director general de Seguridad Vial consideró que “la sociedad reclama, y ve con buenos ojos los controles de tránsito, sobre todo en fiestas populares y en el traslado de nuestros jóvenes en las rutas. Estamos en permanente contacto con la Policía, se han planificado controles de alcoholemia y siempre con la participación de los municipios”, señaló.

En referencia a la especificaciones del equipamiento adquirido, Funes indicó: “existen dos empresas en el país que venden estos equipos; en cuanto a su homologación, dentro del mercado hay diversos instrumentos similares pero que no cuentan con el respaldo del INTI, ni de la Secretaría de Comercio Exterior, que es quien autoriza el ingreso al país. Estos equipos en particular guardan todas características y garantías del respaldo que se le da posteriormente si el control de alcoholemia da positivo. Cada 6 meses son enviados al INTI para realizar la verificación correspondiente para un óptimo funcionamiento”, concluyó.