Juan Manuel “Pato” Silva ganó el “Desafío de las Estrellas”  (válido por la séptima fecha del campeonato del Turismo Carretera) en el autódromo de Termas de Río Hondo.
El chaqueño, un verdadero especialista en carreras de larga duración y con condimentos extras, festejó con el Ford del Catalán Magni Motorsport. Emanuel Moriatis (Ford) y Sergio Alaux (Chevrolet) también se subieron al podio. La próxima será otra competencia especial en Rafaela, por el millón de pesos.

La última victoria del “Pato” había sido en agosto de 2017 en los 1000 km de Buenos Aires. Y es por eso que pese a sacar la bolilla 20, a su turno en el sorteo en el autódromo de Termas, Silva sabía que podía ser uno de los protagonistas de la séptima final del año.
Juan José Ebarlín tomó la punta en la largada, seguido por Camilo Echevarría, Leandro Mulet, José Manuel Urcera y Mathías Nolesi en los primeros puestos, quienes tras las vueltas iniciales pudieron despegarse del resto del pelotón.
En sexta vuelta, Guillermo Ortelli se cruzó en la segunda variante y Gabriel Ponce de León y Alan Ruggiero se lo encontraron en el medio de la pista, por lo que se produjo un toque entre ambos y el Auto de Seguridad tuvo que interrumpir la carrera por la cantidad de plásticos que quedaron en el asfalto.
Cuando se reinició,  Ebarlín volvió a ganarle el pique a Echevarría y Urcera ratificó el tercer puesto sobre Mulet que había ganado unas vueltas atrás. Atrás, de a poco iban avanzando los protagonistas del torneo: Jonatan Castellano 23º; Facundo Ardusso, 35º; Agustín Canapino, 25º.Y un golpe de escena se dio en el mismo momento con el abandono de Mauricio Lambiris.

En el décimo giro, el Pace Car nuevamente hizo su aparición por el despiste de Nolesi en la primera variante, posteriormente a que Urcera pasara como escolta de Ebarlín y Mulet se metiera tercero al dar cuenta de Echevarría.
Otra vez en velocidad, Ebarlín se posicionó al frente de la fila y si bien Mulet trató de hacerse del segundo puesto, Urcera lo aguantó y mantuvo la colocación. Pero nuevamente se neutralizó la competencia por un encontronazo entre Lionel Ugalde y Juan Martín Trucco.
En el relanzamiento, el Mago aguantó el ataque de Urcera e hicieron casi todo el circuito a la par, pero cuando el rionegrino se tiró a pasarlo a Ebarlín, ambos salieron lentos de la curva ciega y Mulet aprovechó para pasar al frente. Moriatis se ubicó como escolta, pero Ebarlín resistió y fueron al milímetro en un par de ocasiones hasta que prevaleció el de Lanús.
En la vuelta 20, Echevarría marchaba tercero, seguido por Sergio Alaux y Silva, quien avanzó a buen ritmo con el Ford. Y un giro después, los cinco primeros, más una docena de pilotos más, ingresaron a boxes para la recarga de combustible. Echevarría volvió primero a pista, seguido por Moriatis, Alaux y Silva, mientras que Mulet volvió más relegado.
En el giro 25, Silva superó a Moriatis y puso en la mira a la Chevy de Echevarría, quien estaba a 1s7 del chaqueño. Pero una vuelta después, el motor del Chevrolet alistado por el Alifraco Sport dijo basta y el éxito le quedó en las manos al Pato.

Cuando restaban dos rondas para la bandera de cuadros, un despiste de Mulet provocó la última interrupción del Auto de Seguridad. Pero en el reinicio, y sin problemas para volver a ponerse al frente de la fila, Silva se encaminó a su 15º triunfo en la categoría.
Con estos resultados,Castellano (23º) se mantiene en la cima del campeonato con 226 puntos, seguido por Mazzacane (4º) con 214.50 y Ardusso (20º) con 213. Silva, en tanto, ascendió hasta el 9º puesto con 159 unidades.
La próxima será el 29 de julio, con otra carrera especial en Rafaela, por el  millón de pesos.

(Fuente: Campeones)