Foto tomada de La Nación

El diputado Espartaco Marín dio declaraciones sobre su participación en el Congreso Nacional del PJ, que se realizó ayer en el microestadio de Ferro. “Hubo expresiones bajando los decibeles, teniendo un partido de puertas abiertas, fue con absoluta normalidad”, manifestó.

Según Marín, el Congreso se desarrolló “con absoluta normalidad” y uno de sus objetivos fue ratificar la soberanía política de un Congreso, “que es la máxima autoridad del partido” y fortalecer que las decisiones políticas se tomen en los lugares políticos y no en los estrados judiciales.

El diputado señaló que “participaron todas las extracciones del justicialismo nacional” y que asistieron gobernadores, intendentes y presidentes de los partidos distritales de cada una de las provincias. En lo que respecta La Pampa, si bien Verna no pudo asistir porque no es congresal nacional, envió todos los congresales de la provincia que responden al peronismo”.

En relación a Barrionuevo, señaló que “quedó en outside desde el momento que fue designado porque los argumentos por los cuales se lo ubica en ese lugar son absolutamente políticos no judiciables”

Una de las noticias importantes que resultaron del Congreso fue el nombramiento de Rubén Hugo Marín, presidente del PJ de La Pampa, en la comisión de acción política. Espartaco señaló que fue “un claro reconocimiento por su experiencia y sabiduría” y explicó que la comisión tendrá “la posibilidad de analizar la viabilidad o no de llevar adelante una interna partidaria para legitimar sus autoridades”.