La cifras de muertos por la erupción del Volcán de Fuego continúa en aumento. Ya son 109 los fallecidos y no hay esperanzas de encontrar personas con vida ya que los días corren y las condiciones meteorológicas no ayudan con la situación. Sin embargo, el país parece no tener respiro ya que entró en actividad, con explosiones y flujos de lava, otro de los volcanes activos.

Las condiciones meteorológicas no colaboran con las labores de los rescatistas debido a que las derivadas del material del volcán que se encuentran en la tierra hacen que esta se encuentre caliente. Por ese motivo, se suspendieron los rescates. Ante ese contexto, familiares de la víctimas emprendieron la búsqueda por su cuenta, a pesar de las recomendaciones de no acercarse a los lugares del desastre.

Por otro parte, la población guatemalteca entró en pánico cuando el Volcán activo de Pacaya comenzó con explosiones y flujos de lava. “Esta actividad está considerada dentro de lo normal. Tuvo esta manifestación de lava que está dentro de los parámetros normales”, afirmó Edy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología.