“PROTAGONISTAS ON LINE”, espacio de El Fiduciario que conduce Fabricio Barbero, recibió al Dr. Guillermo Iglesias, Jefe del servicio de Pediatría del Hospital Lucio Molas.  A pocos días del inicio del invierno,  brindó consejos o recomendaciones para la prevención de las enfermedades respiratorias. Además, explicó el funcionamiento actual del servicio de pediatría del Hospital Lucio Molas  e informó cómo se encuentra el joven de General Acha que sufre de meningitis y cuáles son las medidas de prevención contra esta enfermedad. Pasen y lean.

Estamos cerca de la llegada del invierno ¿Cuáles son los consejos que se pueden dar para la prevención de las enfermedades respiratorias?

En la época invernal, por supuesto, lo que mas abundan son las patologías respiratorias, principalmente respiratorias alta y no tanto baja, pero también a veces en los mas niñitos puede haber compromiso respiratorio bajo. Como primera medida, nosotros sabemos que la mayoría de estas enfermedades son de tipo viral, con lo cual es muy difícil evitar muchas veces el contagio entre persona a persona y sobre todo si hay mas de un integrante en la edad pediátrica en esa familia. No obstante creo que uno tiene que tratar de generar una diferencia marcada entre un niño que está enfermo dentro de su familia versus el que no está enfermo, para que no haya tanto contacto piel a piel y que podamos de alguna manera simplemente,  con ese evitar el contacto directo, la prevención.

No obstante evitar la concurrencia a lugares donde hay mucha gente, que yo no sé si esa gente puede estar o nó enferma, evitar concurrir a los jardines maternales, la concurrencia a centros donde hay mucha gente, inclusive hospitales, clínicas, si no es muy necesario no llevar ese niñito, porque seguramente va a adquirir una patología, enseñar al niño a estornudar o toser en el codo, usando pañuelos descartables, higienizarle varias veces las manos. Cumplir con los tratamientos que el médico le indica y evitar la automedicación. Esto no ayuda a evitar una enfermedad pero sí ayuda a que si esa enfermedad cuanto mas temprano la pueda ver el médico, mejor la puede tratar y no tapar los síntomas. Todo niño debe tener su carnet de vacunas al día, en la edad donde deben estar aplicadas cada una de ellas, no hay que dejar de lado las vacunas que son fundamentales para evitar determinadas enfermedades, entre ellas la gripe, es un  arma muy importante para los pacientes de riesgo.   

¿Cómo está funcionando en la actualidad el servicio de pediatría del Hospital Lucio Molas?

El servicio de pediatría consta de la guardia,  el servicio de consultorios externos, la parte de consultorios de especialidades y la internación. Este abanico de posibilidades es lo que conforma el servicio de pediatría, que trata de ofrecer muchas consultas por consultorio, no obstante vemos que igual todavía no alcanzamos a tener la suficiente cantidad de gente para poder evacuar la mayor cantidad de consultas por esa zona. Entonces mucha gente concurre a la guardia y a veces se ve sobrepasada y de ahí vienen muchos reclamos, en especial en épocas de epidemias.

En el servicio de internación contamos con 25 camas pero que también en alguna época del año nos vemos como sobrepasados por las diferentes patologías. Está también el servicio de terapia intensiva del hospital y de la especialidad pediátrica.

¿Cuántos pediatras hay en este momento?

Fijos somos nueve, entre los cuales también hay diferentes especialidades y vienen pediatras de diferentes áreas a formar parte del staff de médicos de guardia.

¿Cómo se encuentra el joven de General Acha que sufre de meningitis? ¿Cuáles son las medidas preventivas?

El caso puntual de este niño de General Acha es una meningitis viral. Como toda enfermedad necesita una tríada, el huésped, el medio ambiente y el gérmen que genera esa enfermedad. De esa tríada de acuerdo  a lo  que predomine se genera la enfermedad, ya sea la meningitis, una neumonía o gastroenteritis. Esta meningitis viral generó en este niño un compromiso de su sistema nervioso, generando cefalea, vómitos, irritabilidad o cambios de carácter, que rápidamente los médicos que lo vieron lo sospecharon y lo derivaron a Santa Rosa. Se hizo el diagnóstico, se comenzó el tratamiento, el niño tuvo una rápida y feliz evolución y fue derivado al cabo de cuatro días de tratamiento a continuarlo en General Acha, hasta que se obtengan los resultados confirmatorios de la patología.

Como es algo viral, es muy difícil poder evitar el contagio muchas veces, pero tampoco caer en la locura de decir que todos vamos a salir con una meningitis.  Una meningitis no la hace el que quiere sino el que puede. Si fuera bacteriana yo tengo forma de hacer lo que se llama medicación de bloqueo. Las vacunas evitan las meningitis bacterianas y están incluidas en el calendario de vacunación. En las meningitis viral  no existen vacunas, no existen medicaciones para prevenir. Hay que ventilar los sectores cerrados, ni bien el chico se diagnostica aislarse de ese paciente, de la comunidad y de la mejor manera de los que conformamos el sistema de salud. De esa forma es como uno puede evitarlo, no existe otra manera.

 

 

Compartir