Diez personas murieron y al menos 15 se encuentran heridas tras ser atropelladas por una furgoneta en el centro de Toronto, Canadá. El conductor que en un primer momento se dio a la fuga, fue detenido. Por su parte, desde el Gobierno afirmaron que el hecho no está relacionado con asuntos de seguridad nacional.

El hecho coincide con la celebración de la reunión de ministros de la Relaciones Exteriores del G7, donde se abordan temas como medidas antiterroristas.

La tragedia se dio una de las zonas más concurridas de Toronto. La furgoneta con la cual se consumó el hecho fue alquilada.

Compartir