Se produjo un hecho violento en la Alcaidía de la ciudad de General Pico. Comenzó cuando en una requisa de una visita de un familiar se encontró marihuana. Esto generó una discusión entre dos internos y dos policías, lo que terminó en un duro enfrentamiento hasta que llegó un encargado y otro policía a separarlos.

El fiscal Armando Agüero desmintió las versiones de un motín y aseguró que se trató de una situación en particular. En cuanto a las lesiones afirmó que: “por parte de los policías tienen lesiones en el cuero cabelludo por un palo y lesiones en el rostro por golpes de puño, y por parte de los detenidos golpes en el cuerpo y el rostro”.

“El intento de pasar estupefacientes u otros elementos como hojas de afeitar o cuchillos es permanente en todas las Alcaidías y cárceles del país”, sostuvo el fiscal.

“El servicio penitenciario de Argentina está colapsado de detenidos. En el caso de La Pampa permanecen los condenados en las Alcaidías o en las comisarias, y no se les hace un tratamiento de resocialización , con lo cual el sistema no está funcionando y el fin de la pena no se está cumpliendo”, expresó.

(Fotografía: La Arena)