Tras varias dudas el triunvirato de la CGT continuará. En una cumbre entre dirigentes se acordó la continuidad y buscan el fortalecimiento de la organización “hacia dentro y hacia fuera”.

Los integrantes del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña deliberaron con los independientes Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez y los ex jefes gremiales Hugo Moyano y Luis Barrionuevo respecto de la realidad nacional y la situación sindical. La situación es preocupante tras la aprobación de la reforma previsional e impositiva. En ese contexto, buscan preservan la unidad de la CGT.

Los dirigentes intercambiaron varios cruces y cuestionaron “la absoluta falta de coordinación existente entre el consejo directivo y la mesa chica”, en relación con el paro general y la marcha convocada la semana pasada, cuando a horas de iniciarse fueron levantadas por la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Para finalizar, acordaron que el año próximo se realizará un nuevo Comité Central Confederal para analizar “la agenda sindical y el camino a seguir ante las políticas oficiales”.