La Justicia de Estados Unidos declaró culpables al paraguayo Juan Ángel Napout y al brasileño José María Marín por conspiración, fraude electrónico y lavado de activos en el marco del mayor escándalo de corrupción de la historia del fútbol mundial, conocido como ‘FIFA Gate’.

Napout, ex presidente de la Conmebol, fue declarado culpable de tres de los cinco cargos que le imputó la Justicia: conspiración, fraude financiero en la Copa Libertadores y la Copa América, aunque fue absuelto de los cargos de lavado de dinero en la Copa Libertadores y Copa América.

Marín, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), fue declarado culpable en seis de sus siete cargos y de recibir más de 6 millones de dólares en sobornos: crimen organizado, fraude financiero y lavado de activos en la Copa Libertadores, fraude financiero en la Copa de Brasil, y fraude financiero y lavado de activos en la Copa América.

“Tanto Juan Angel Napout como Jose María Marín son culpables de pertenecer a un grupo con fines criminales y de fraude electrónico relacionado a la Copa Libertadores y Copa América. Marín también fue culpable por fraude electrónico para la Copa do Brasil y por lavado de activos relacionado con la Copa América”, informó el periodista Ken Besinger, de BuzzFeed News,.

La Fiscalía de Estados Unidos pidió que ambos directivos sean trasladados a una prisión federal y, a pesar de que sus abogados intentaron evitarlo con el argumento de que no había riesgo de fuga, la jueza Pamela Chen ha decidido mandar a Napout y Marín directamente a la cárcel.