El partido final del torneo de polo organizado por el club Malal Có quedó sumergida en la tristeza por la trágica muerte de Nicolás Garrós, jugador de Santa Elena, que le ganaba 7 a 2 a Terra Automotores.

Cuando restaban  20 segundos para el final del juego,  el polista de 47 años y 5 de handicap se cayó y golpeó su cabeza. Recibió asistencia de inmediato y fue trasladado al Hospital Municipal de Coronel Suárez, antes de ser dirigido a una clínica de la ciudad de Bahía Blanca.

El pasado martes fue internado nuevamente en su ciudad natal y en la mañana del miércoles falleció. Garrós, tenía dos hijos, era sobrino de Celestino Garrós, recordado polista campeón del Argentino Abierto en los años 1980 y 1981.