Tras las elecciones presidenciales en Chile, Sebastián Piñera repetirá por los próximos cuatro años en el gobierno de Chile. El ex presidente obtuvo el 54,57% de los votos, mientras Alejandro Guillier logró el 45,43%.

De acuerdo a los datos del Servicio Electoral (SERVEL) Piñera se impuso en 13 de las 15 regiones del país y en diez de ellas superó a Guillier por cinco o más puntos porcentuales.

Al conocerse los datos, Guiller llamó a Piñera para felicitarlo y reconoció su derrota. “Chile ha dado una señal que tenemos que respetar y de la cual tenemos que aprender”, expresó en un discurso Alejandro Guiller. “Debo admitir que nuestro rival supo recoger muchas de nuestras banderas”, reconoció.

Otro de los llamados que recibió el mandatario elegido para gobernar Chile en 2018-2022 fue de la presidenta Michelle Bachelet. Lo felicitó y espera reunirse con él hoy tal “como establece la tradición republicana”.

Por su parte, Piñera celebró los resultados y agradeció a todos los chilenos “la oportunidad de volver a servir al país” y se comprometió a “ser el presidente de todos y para todos los chilenos”.

“Me comprometo a ser el presidente de la unidad, el presidente de todos y para todos los chilenos, el presidente del trabajo, el presidente del cambio, el presidente del progreso y, por supuesto, el presidente de la clase media y las regiones de nuestro país”.

En su discurso, Piñera resaltó: “Vamos a iniciar un nuevo y mejor trato con nuestros adultos mayores, con nuestros niños, con las mujeres, con los que sufren alguna enfermedad, con la clase media y, por supuesto, con nuestros pueblos originarios”.

“Viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas, pero nunca esas diferencias deben convertirnos en enemigos, pero la verdad es que cada vez que los chilenos nos hemos enfrentado y convertido en enemigos hemos consumado nuestras más grandes derrotas”, enfatizó el mandatario electo.