Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

El Congreso de Perú debatirá el próximo jueves 21 de diciembre el pedido de destitución del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski. Se lo acusa de “incapacidad moral permanente”, ya que habría ocultado pagos de la empresa Odebrecht a una de sus empresas cuando era ministro.

El documento presentado para solicitar la destitución de Kuczynski señala que “la incapacidad moral es aplicable en conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial, más aún cuando el presidente de la República es el jefe de Estado y personifica a la Nación, por lo tanto, hace imposible que se mantenga en el cargo después de tales conductas”.

Kuczynski parecería estar en problemas con esta decisión debido a que el parlamento está controlado, en su mayoría, por la oposición.

Los promotores de la destitución defendieron que Kuczynski está desacreditado para continuar gobernando por “faltar a la verdad” al negar en repetidas ocasiones cualquier nexo con Odebrecht.

Entre los fundamentos presentados por los legisladores están las declaraciones escritas presentadas por Kuczynski a la comisión parlamentaria, que investiga el caso Lava Jato, en las que negó haber recibido dinero de Odebrecht.

Sin embargo, la comisión presidida por Rosa Bartra (fujimorista) había recibido documentación de Odebrecht en la cual se reportaron los depósitos hechos por esta compañía a Westfield Capital.