El Diputado Espartaco Marín junto a legisladores del Bloque Justicialista, presentaron un proyecto de Ley para crear un Programa de Complemento Alimentario Saludable, destinado a los establecimientos educativos de nivel inicial, primario, secundario y adultos de gestión pública de la provincia de La Pampa. Con este proyecto se pretende promover la alimentación saludable variada y segura de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar a través de políticas de promoción y prevención.
Marín afirmó “esta iniciativa surge de un trabajo en conjunto con el Ministerio de Educación, y es a consecuencia de la delicada situación social y económica que hace que muchos chicos concurran a la escuela con hambre. Esto duele y preocupa, y queremos aportar a la solución desde nuestro lugar”.
En los fundamentos del proyecto de Ley se destaca que el Ministerio de Educación transfiere anualmente a las Instituciones Educativas de todos los niveles fondos destinados a la compra de productos que permiten cubrir las prestaciones alimentarias de la jornada educativa de acuerdo a la modalidad correspondiente (Colación o Refrigerio). Lo que se pretende con la iniciativa legislativa es definir un programa homogéneo, de cumplimiento obligatorio evitando discrecionalidad, con las mismas partidas presupuestarias, para todas Instituciones Educativas.
El Diputado Justicialista en un análisis crítico de la realidad sostuvo que “el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) informó que en el último trimestre del año 2017,  un 31,4% de la población argentina se encuentra en situación de pobreza, que representa 13,5 millones de personas. De estos, 2,5 millones están en la indigencia. Además, la UCA también señaló que casi la mitad de la población infantil vive bajo la línea de pobreza: un 48,4% de los niños de entre 0 y 14 años). El contexto económico nacional no es alentador. La inflación bajó respecto del 41 % de 2016, pero aún es mayor que la de 2015. El monto de deuda emitido es inédito por su magnitud en tan breve período. El déficit fiscal primario es más elevado que el recibido en 2015 y el déficit financiero se ha empezado a descontrolar. El déficit comercial es récord histórico y el de cuenta corriente se ubica entre los peores registros. Retrocedió el ingreso real de los trabajadores y de los jubilados. La fuga de capitales no se detiene y la industria no para de destruir puestos de trabajo. En este contexto tenemos que contener socialmente a los sectores más vulnerables, garantizando el complemento alimentario saludable.”
Para concluir, Marín destacó que “desde esta gestión provincial se pretende paliar esta situación en la que hoy muchos chicos no solo ven a la escuela como el lugar de aprendizaje sino que también como espacio de contención y alimentación que lamentablemente no encuentran en sus hogares. El panorama es desalentador y es que para ello debemos pensar en leyes que intenten paliar y revertir esta situación que se vive en nuestro país y que La Pampa, no escapa a esta realidad tan dura.”