La tensión en Honduras crece a medida que pasan las horas y no se emiten los resultados definitivos de las elecciones presidenciales. El gobierno nacional decretó al suspensión de las garantías constitucionales y el estado de sitio que durará diez días. Más allá de eso, la gente continúa en las calles en contra del fraude electoral.

La represión aumenta y ya se han registrado varios muertos por ese accionar de las fuerzas. Sumado a esto hay varios heridos. Si bien no hay una cifra oficial de la cantidad de fallecidos, los medios locales hablan de siete personas en total. En ese sentido, el portavoz de la Policía de Honduras, Jair Meza dijo: “Dicen que hay muertos, pero no pueden ser reconocidos con autoridad pública”.

Asimismo, este domingo a las 11:00 horas local, se convocó por parte de la Alianza de Oposición a una nueva movilización. El lema de la movilización es “Vamos a defender la victoria del pueblo”.

“Tenemos un estado de terror, más allá de un estado de sitio, con la suspensión de las garantías constitucionales, que se ha hecho y que durará durante diez días, se crea un ambiente de terror” aseguró Wilfredo Méndez de la Mesa Nacional de Honduras por los Derechos Humanos.

Por su parte, el viernes el Tribunal Superior Electoral había asegurado que el sábado se daría a conocer los resultados de las votaciones. Sin embargo, nuevamente aplazó el escrutinio de los votos.

Venezuela en contra del accionar policial

Ante los hechos de violencia y represión que afectan a la población hondureña, el gobierno de venezuela emitió un documento publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. En el mismo se rechazó el mecanismo de represión y el uso excesivo de la fuerza por parte de los organismos de seguridad.

A su vez, en el documento se expresa: “Esta conducta violatoria de los derechos de las mayorías no son más que el reflejo de una clase política retrógrada e incapaz de cumplir las reglas de la democracia que dice respetar y, en cambio, pretende imponer su voluntad desconociendo las decisiones del pueblo”.

Por último, se hace un llamado a la comunidad internacional para que se encuentren alerta ante los acontecimientos que suponen una escalada de violencia.

 

Compartir