Como consecuencia de las protestas que se realizan en Honduras para que se conozcan los resultados electorales, el gobierno anunció la suspensión de las garantías constitucionales y un toque de queda de 18:00 a 06:00 horas. Ante la movilización de las personas ya han muerto tres personas por la represión.

“En consejo de ministros se aprobó la suspensión de garantías constitucionales para que las fuerzas armadas y la policía nacional puedan contrarrestar esta ola de violencia que se ha desatado en el país”, comunicó el secretario coordinador general del Gobierno, Ebal Díaz.

El candidato opositor, Salvador Nasralla, había pedido a la población que salga a las calles para defender el voto. Esto es porque hay acusaciones de fraude electoral que ponen como ganador al actual presidente y candidato Juan Orlando Hernández.

Ante la decisión del gobierno hondureño de suspender las garantías constitucionales, Nasralla denunció que ese mecanismo es una manera de asentar el fraude electoral que viene denunciando. “Esto es una injusticia”, sentenció.

Por otra parte, Nasralla denunció que este tipo de maniobras son “operaciones del gobierno para sembrar el pánico, crear el caos y hacerle creer que somos los de la Alianza los que estamos causando los destrozos. No es así, a nuestras protestas se están infiltrando”.

La tensión cada día aumenta debido a que pasan los días y aún no se conoce, definitivamente, quien será el nuevo presidente de Honduras.

 

 

Compartir