En Corea del Norte se realizaron festejos como modo de celebrar su máximo éxito nuclear.  Durante los discursos pronunciados en el acto, se alabó el hecho de que el nuevo misil, lanzado el pasado miércoles, ha reforzado la posición estratégica del país.

Miles de personas festejaron, incluso con fuegos artificiales, el nuevo alcance del régimen coreano. En los discursos pronunciados se dijo que ya “nadie puede ya vulnerar nuestros derechos a la soberanía, a la supervivencia y al desarrollo, dado que hemos consumado nuestra fuerza nuclear estatal”, dijo uno de los vicepresidentes del comité central del Partido de los Trabajadores, Pak Kwang-ho.

Por su parte, el lanzamiento del nuevo misil ha traído consigo hostilidades y rechazo de la comunidad internacional. Por otro lado, Hawai ya está en alerta ante una posible guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos. En ese sentido, se reactivó, este viernes, el sistema de sirenas por alarma nuclear que llevaba 25 en desuso.

Compartir