Tres personas murieron ayer en Honduras como consecuencia de la represión, entre ellos un niño de 11 años. Hondureños salieron a las calles para exigir que se anuncien los resultados de las elecciones presidenciales.

El candidato opositor, Salvador Nasralla, había pedido a la población que salga a las calles para defender el voto. Esto es porque hay acusaciones de fraude electoral que ponen como ganador al actual presidente y candidato Juan Orlando Hernández.

En una entrevista Nasralla había dicho con respecto a Hernández que “trata de crear un caos para obligar a (decretar) un estado de excepción y tomar control junto a las personas que tiene y de las Fuerzas Armadas”.

Por su parte, en las últimas horas Hernández ha pasado ha estar al frente en el conteo de votos y ante ello Nasralla dijo que desconocerá el resultado.

El recuento viene demasiado atrasado. Por tal, se ha finalizado “el escrutinio ordinario, que consiste en poder tabular todas las actas que nos han venido desde las 18.103 mesas colocadas en el territorio nacional y las 25 mesas colocadas en Estados Unidos”, expresaron desde el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Sin embargo, llevarán adelante un recuento especial porque “hay una cantidad de actas que no presentan todas las condiciones para poder ser calificadas como llenadas correctamente, trabajo que le corresponde a los partidos políticos, no al tribunal. Nos vemos obligados a abrir las urnas y contar los votos”.

De esa manera, hasta que no se lleve adelante el recuento especial de votos, no habrá resultados definitivos.

Compartir