El Banco Central puso en circulación el nuevo billete de mil pesos. Será distribuido progresivamente mediante de la red de sucursales bancarias y cajeros automáticos. A los cajeros tardará un poco más en llegar debido a que deben ser programados para su incorporación.

Es el cuarto billete de la familia “animales autóctonos de Argentina”. Por ello, en su cara vertical (anverso) se destaca la figura del hornero. Mientras que en la parte horizontal (reverso) se encuentra la llanura pampeana.

Este nuevo billete es el de más alto valor que ha tenido Argentina, desde el fin del Austral.

En un comunicado de prensa del Banco Central se expresó que “de esta manera, durante todo 2017 se imprimirán billetes de alta denominación para abastecer la demanda de efectivo, la reposición de circulante deteriorado y contar con una reserva apropiada de resguardo, por 237.500 millones de pesos. Esta cantidad de efectivo será abastecida mediante la impresión de 300 millones de billetes de $200, 145 millones de $500 y 105 millones de $1.000, totalizando entonces 550 millones de billetes. Si ese monto fuera suplido sólo mediante billetes de $100, se requerirían 2.375 millones de billetes”.