Finalmente, se llegó a un acuerdo por el conflicto en DAGSA. De esa manera, la Municipalidad aceptó que seis de los ocho trabajadores sean aceptados en el lugar de destino de trabajo elegido. Por su parte, los dos delegados gremiales continuarán en DAGSA hasta que la justicia se expida.

Julián Abraham y David Giménez, delegados gremiales de UPCN, habían presentado un recurso de amparo y una medida cautelar por lo que hasta que la justicia no resuelva ellos quedarán en DAGSA.

Por ello, los dos trabajadores ya mañana comenzarán a fichar normalmente. Sin embargo, hasta el momento no está claro que funciones desempeñarán.

Compartir