Una empleada del sector de licencias vehiculares de Tránsito de Santa Rosa, fue suspendida por un día. Fue acusada por dos personas de malos tratos que dejaron asentado la situación en el libro de quejas. Ante ello, el SOEM realizó una asamblea y acusa al director de Tránsito, Víctor Riera, de no darle a la trabajadora el derecho a réplica.

Por esta situación, Riera comentó: “En ningún momento el gremio me fue a ver a mi, ni si quiera para avisarme que iba haber una asamblea. Por lo que tengo entendido si hubo una trabajadora del sector de licencias que fue suspendida por un día por dos quejas que hubo en dos o tres meses. Primero una señora que denuncia ante el libro de reclamos que fue mal atendida por esta persona, la cito a mi oficina, hablo con ella y le digo que no es la forma de proceder y que tengo que hacer un llamado de atención, que se lo hice por escrito, sin iniciar un sumario ni nada. Pasado un tiempo viene otro reclamo de otra persona, quejándose de lo mismo, me lo hace saber personalmente y lo deja en el libro de quejas. En base a eso y teniendo la charla previa con esta señora es que se inicia una sanción de un día como una llamado de atención para que revea las formas”.

Ante la acusación del gremio por no darle a la empleada el derecho a réplica, el director de Tránsito sostuvo:  “El primer derecho a defensa que tuvo fue en la primer charla conmigo”. A su vez, agregó: “El derecho a réplica lo tuvo en su momento para que lo revea pero esto sigue sucediendo”.

Compartir