En el Congreso de la Nación se aprobó por 188 votos a favor y cuatro en contra el proyecto que reforma la ley de compre argentino. De esta manera, se establece como prioridad las compras del Estado hacia las PyMES.

El objetivo es impulsar a economía nacional y también al sector de las pequeñas y medianas empresas. El Estado invierte aproximadamente el 5% del PBI en compras públicas.

Por ello, con esta ley, el Estado debe privilegiar el compre a las PyMES cuando haya diversas ofertas y ese margen no supere al 15% y el 8% si son grandes empresas.

Por último, un punto importante es que si una empresa extranjera se presenta a una licitación y la ganara, deberá subcontratar empresas nacionales hasta cubrir el 20% del valor total de la obra.