Ayer, el economista Adrián Ravier presentó el Informe de Coyuntura Económica Argentina (ICEA) sobre “Coyuntura Económica. Regional y Nacional”, realizada por el Observatorio Universitario de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la UNLPam.

En el nuevo informe se señalan las perspectivas económicas para 2018. Allí se destaca se proyecta un crecimiento del 3% para el año entrante, con un 1% de arrastre.

Con respecto a la inflación, se estima que continuaría bajando, pero arriba de la meta. Se proyecta 15,7% para diciembre de 2018. La meta fiscal se incumplirá. Se requieren fuertes quitas de subsidios, y nuevos tarifazos en transporte y servicios públicos. En línea con este último punto se señala que los instrumentos con los cuales se está paliando la inflación han cambiado respeto del gobierno anterior. Gradualmente se van reduciendo los subsidios y se van corrigiendo las tarifas atrasadas, pero también hay que afirmar que la falta de políticas para reducir el desequilibrio fiscal generarán consecuencias indeseadas en el mediano plazo y largo plazo.

El presupuesto 2018 proyecta tomar 30.000 millones de dólares de deuda. Preocupa el atraso cambiario y el déficit de cuenta corriente.

Por último y de acuerdo al punto “Gasto Público”, el informe estima que la quita parcial y continua de subsidios es el mayor esfuerzo fiscal que el gobierno ha generado desde que asumió. Sin embargo, se expone que las bajas en el gasto, se compensaron con otras alzas que evitaron mostrar una reducción del gasto público. A ello se agrega que no se planea un recorte del gasto público, sino intentar congelarlo en términos reales (que aumenta al ritmo de la inflación), y que este vaya reduciendo su peso sobre el PBI a medida que la economía crece.