En Zimbabwe las tensiones cada vez aumentan más. El presidente Robert Mugabe fue expulsado del partido oficialista Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU-PF).

Esta decisión ya marcaría el fin del gobierno de Mugabe ya que se cree que mañana mismo se tomará la decisión. En ese sentido, está obligado a “renunciar antes del mediodía” de mañana o “se impulsará un juicio político” en su contra.

Una vez echado fue reemplazo por el vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, cuya destitución detonó el golpe de estado que llevó a los militares al poder.

Por otro lado, la esposa de Mugabe fue también expulsada de la Liga de Mujeres.

Compartir