Desde Epidemiología salieron a responderle a la Municipalidad de Santa Rosa a través de la muestra del informe donde se constatan que hay casos de diarrea y otras enfermedades como consecuencia de los desbordes cloacales constantes en la ciudad.

Ayer, desde la Municipalidad arremetieron contra los dichos del Ministro de Salud Rúben Ojuez, argumentando que “lo que llama la atención que, como profesional de la salud, y estando al tanto de esta realidad, manifestara tan livianamente la existencia de una posible epidemia de diarrea y dermatitis sin brindar datos que lo avalen. A la hora de verter este tipo de expresiones hay que ser responsable a fin de no crear una psicosis en la población”. Ante ello, hoy la directora de Epidemiología, Ana Bertone, dio una conferencia de prensa donde comentó parte del informe que realizó este sector de salud, respecto a los casos de diarrea.

El informe que detalla que en cuanto al “evento diarrea la situación es fluctuante. Es decir hemos estado en situación de brote o de un aumento mayor de casos y vamos y venimos todo el tiempo fluctuantes. Ahora, estamos en el borde de una situación de mayor alerta y sumado que se viene el verano con el aumento de las temperaturas, el equipo de salud está en alerta”.

Bertone agregó: “Otro evento que se vigila es diarreas con sangre, cada vez que las personas consultan se les hacen todo un estudio socio-ambiental y también de muestras de cultivo de la persona y eso se va informando y se hace un seguimiento” debido a que puede traer aparejado el Síndrome Urémico Hemolítico “que es un problema en nuestra ciudad”.

Además, indicó que “Hemos percibido del Barrio Butaló situaciones alarmantes, del Plan Vial, Villa Parque”. Allí la “frecuencia de los desbordes cloacales es mayor y a su vez permanece más en el tiempo”. Barrios que todo el tiempo son noticia debido a la constante queja de los vecinos por los desbordes.

“Nosotros estamos desde la Vigilancia Epidemiológica, priorizando algunas enfermedades que pueden originarse a raíz de esta agua contaminada o agua servida, como son las diarreas u otro tipo de enfermedades por ejemplo en la piel que puedan estar haciéndonos ver que la gente está enfermando en masa. Desde ese momento, estamos controlando estas enfermedades y lo que estamos viendo es que la población está en riesgo por estos derrames”, dijo Bertone.

La directora coincide con la Municipalidad en que el ambiente es un determinante de la salud. “Las personas no se enferman solo por bacterias y nada más sino que tiene que ver con lo que comemos, como dormimos, como trabajamos, todo eso nos enferma; y el ambiente es parte de lo que puede hacer que la gente enferme”.

Por último, manifestó que, en varias ocasiones, “se nos complica el trabajo con el municipio como es de público conocimiento.