Varios trabajadores se quedaron en la calle, luego que la cadena de venta de electrodomésticos “Lucaioli” decidiera cerrar, en varios puntos del país, sucursales. Los empleados fueron notificados ayer.

Santa Rosa, Bariloche, Bahía Blanca, Neuquén, Cipolletti y otras ciudades son algunas donde la medida se llevó adelante. Ya en septiembre de 2016, la empresa había despedido a 200 trabajadores aproximadamente, debido a la baja en las ventas en tal rubro.

En Santa Rosa, ayer por la mañana los empleados recibieron los telegramas a través de los cuales se les informaba que serían despedidos. En total son diez trabajadores. Luego del mediodía la Cámara de Empleados de Comercio se reunió con ellos.

En ese sentido, la empresa justificó el cierre de la sucursal argumentando “graves dificultades económicas y financieras que son imposibles de superar”. Asimismo agregan que es “imposible tener abierta la misma”.

En La Pampa, Lucaioli solo queda abierta la sucursal en General Acha con cinco trabajadores.

Por su parte, en Neuquén alrededor de veinte personas se quedaron sin trabajo; en Bariloche doce; en Bahía Blanca 153 y en Cipolletti seis.

 

Compartir