Zimbabwe se encuentra en tensión debido a la movilización militares en Harare, capital del país. Ello se debe a que fuerzas militares se han desplegado y tomaron el control de la compañía de radio y televisión ZBC. Ello llevó a que haya especulaciones sobre un posible golpe de estado. Por su parte, el ejército indicó que lo que busca es eliminar a criminales que rodean al presidente Robert Mugabe.

Portavoz del Ejército en el discurso televisivo en ZBC

Esto sucede luego de que el presidente acusara al jefe del Ejército, Constantino Chiwengade, de traición lo que ha levantado las alertas de un posible golpe de Estado.

Sin embargo, poco después del despliegue del Ejército, lo militares transmitieron un discurso en televisión para negar que haya un golpe de Estado y aseguraron que Mugabe se encuentra a salvo.

Ante las “incertidumbres políticas”, la embajada de Estados Unidos en Zimbabue recomendó a sus ciudadanos permanecer en sus casas hasta nuevo aviso.

La entrada en escena de los militares se produce en medio de una crisis abierta entre Mugabe y el jefe del Ejército por la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa quien era el potencial sucesor del mandatario y tenía apoyo de los militares.

Para finaliza, Robert Mugabe hace más de tres décadas que se encuentra al mando de Zimbabwe.