En el juicio oral y público el policía Fernando Martín Safenreider se negó a declarar por el asesinato del cazador en Lonquimay. Safenreider se encuentra acusado de delito de homicidio doblemente agravado por ser miembros de una fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego en concurso real con delito de lesiones leves agravadas.

En su turno de declarar Safenreider se negó a declarar y dijo “no puedo hacerlo”. A su vez, se quebró mientras le realizaban preguntas de rigor.

Por otro lado, quien también estuvo presente fue Norberto García, policía que estuvo detenido por el asesinato y que fue sobreseído ya que se demostró que su arma no fue disparada. En el juicio comentó que hubo un enfrentamiento cuando la camioneta se acercó por el camino vecinal, Safenreider y García prendieron las balizas y sirenas, sin embargo dijo que el vehículo los encaró. En ese momento, escuchó tres disparos que no eran del arma reglamentaria pero que no impactan en la camioneta. Asimismo, expresó que Safenreider disparó cuatro o cinco veces y al pasar el vehículo con los cazadores disparó dos veces más, luego a los 500 metros paró, giró en “U” y pensaron que los querían encarar.

Asimismo, el abogado defensor Mario Aguerrido busca atenuar la situación del imputado. También cuestionó la formación de la policía y su sistema de elección debido a que argumentó que no se encuentran preparados debido a que no los capacitan para situaciones como las sucedidas. De esa forma, para atenuar la situación judicial de Safenreider expresó que hubo un exceso en su legítima defensa. No obstante aclaró que si se sigue el Protocolo de Procedimiento policial, el acusado actuó de forma correcta.

Compartir