Se inauguró ayer a las 19:00 horas el mural en homenaje a Lucía Tartaglia. “El mundo es un pañuelo” es la obra que realizaron estudiantes y docentes del equipo del Centro de Actividades Infantiles de la Escuela N° 25 de Santa Rosa, calle Ferrando 548. Allí estuvo presente el hermano de Lucía, Aldo Tartaglia, quien con orgullo dijo: “Lucía a vuelto a caminar sobre la ciudad de Santa Rosa, La Pampa”.

En ese marco destacó: “Es un hermoso homenaje que le hacen a mi hermana y a su vez a su hija. Hemos encontrado a mi sobrina. Ya estamos la familia completa. Faltan encontrar nietos de la provincia de La Pampa. Nosotros hemos pasado de la tristeza a la alegría”.

Con respecto a su sobrina, María Lucila nieta recuperada 125 expresó: “Nos vamos a reencontrar con ella con un poco más de tiempo porque hay que darle tiempo a ella. Ella ha pasado de una felicidad a una tristeza porque se ha encontrado con que tiene otra familia y que a su mamá la mataron y no le pudieron sacar a mi hermana el orgullo se ser madre. Mi hermana se fue madre”.

Cerró el emotivo acto la banda popular santarroseña “Kumbia Kuatika”.