En Santa Rosa se cerrará, finalmente, la estación de trenes. Por ese motivo, se despedieron a 21 trabajadores pertenecientes a la empresa Ferro Expreso Pampeano.

Los trabajadores despedidos no serán indemnizados debido a la forma en que se encontraban contratados. Con respecto a esto el secretario de Organización de la Unión Ferroviaria, Javier Thomsen dijo: “Están en un contrato laboral cuando se creó la unidad ejecutara allá por el año 94, a ellos los despiden de Ferrocarriles Argentinos y los pasan a esta empresa pero los pasan a través de un contrato, nunca los oficializaron como efectivos a pesar de los pedidos que se hicieron a través de los años. No solamente acá en La Pampa sino también eso fue en provincia de Buenos Aires”.

“Decidieron cortar todo lo que sea de La Pampa, no tenían ningún gasto y los 21 trabajadores, creo que los que tienen fuero gremial no les van a mandar el telegrama o sea que de los 21 serían unos 7 los delegados gremiales pero lo mismo, siguen estando con la espada en la cabeza”, expresó.

Asimismo, Thomsen destacó que no se encuentran sorprendido por la decisión porque “desde que asumió la gente de Cambiemos en provincia de Buenos Aires nos avisaron que los trenes a La Pampa no eran prioridad para ellos, que había que ajustar, que había que achicar gastos”.

En La Pampa, uno de los operarios se encontraba a un año de alcanzar la jubilación, por lo que pierde todo lo logrado hasta el momento.

Por último, el tren de pasajeros no volverá a La Pampa. “No hay ni las más mínimas ganas de recuperar el servicio de pasajeros hacia La Pampa”, sentenció secretario de Organización de la Unión Ferroviaria. Sin empleados, sin inversiones y con el cierre de la estación parece que el tren jamás volverá.

Compartir