Por más que los trabajadores de DAGSA se encuentren de paro, dispusieron que cubrirán todas las emergencias que surjan por las intensas lluvias que azotan a la capital pampeana.

Explicaron que la decisión no tiene que ver con ayudar al intendente santarroseño sino más bien es una ayuda a la comunidad. El dirigente de UPCN, Ricardo Valcarcel, dijo que “la comunidad no tiene la culpa de la decisión del intendente de no solucionar el conflicto”.

Más allá de esta decisión el paro continúa y el jueves 9 de noviembre se extiende a todas las áreas de la Municipalidad de Santa Rosa.