Esta noche el presidente Mauricio Macri partirá hacia New York. Su visita a la ciudad será para realizar un homenaje a los cinco rosarinos muertos en el último atentado. Sin embargo eso no es todo, también se reunirá con empresarios para negociar posibles inversiones.

La ceremonia en conmemoración a los fallecidos en el atentado se celebrará en el escenario del crimen fundamentalista y concurrirá toda la delegación oficial que incluye al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Terminada la ceremonia se reunirá con los CEO’s de empresas internacionales “interesados en ampliar o radicar nuevas inversiones” en Argentina, según se señaló desde un comunicado.

Su viaje finalizará con una reunión ofrecida en honor a Macri por el Council of Americas. Allí, el presidente recibirá el premio “Gold Insigne” como manera de reconocer “su liderazgo transformador en la República Argentina y en toda la región”.

Compartir