Télam, 15/12/2016 Jujuy - Milagro Sala, la encarcelada dirigente de la organización Tupac Amaru en el juicio oral y público a cargo del Tribunal Oral Federal (TOF) de Jujuy, en el que también están acusados otros dos referentes de la Red de Organizaciones Sociales, Graciela López y Ramón Gustavo Salvatierra. Foto: Edgardo Varela

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a la Corte Interamericana que intervenga por la situación de la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala. La Comisión consideró que se incumplen las medidas cautelares en beneficio de Sala y solicitó a la Corte Interamericana que interceda en favor de la diputada del Parlasur presa en Jujuy y que adopte medidas contra el Estado argentino.

Asimismo, la Comisión entiende que “la situación actual de Sala cumple con los requisitos de extrema gravedad, urgencia y riesgo de daño irreparable”, aseguraron en un comunicado.  El organismo internacional de DDHH recordó que había solicitado que Milagro Sala sea trasladada a prisión domiciliaria o que enfrente el proceso judicial en libertad, e insistió en que las condiciones de detención son parte del hostigamiento y estigmatización que pone en riesgo su vida e integridad.

De acuerdo con ello, la Comisión también entiende que lo que se encuentra en riesgo es la salud mental de la dirigente debido a que últimamente ha tomado decisiones que atentan contra su propia vida. Esto porque as últimas decisiones de las autoridades la arrojaron a un estado de “angustia” que la “habría llevado a causarse una autolesión”.