En el día de ayer a las 17:00 horas se llevó adelante la segunda reunión entre funcionarios de la Municipalidad y representantes gremiales por el conflicto en DAGSA. Al no llegar a un acuerdo, los delegados gremiales se retiraron de la reunión. Al respecto Juan Weigel, director de Recursos Humanos del municipio dijo: “A mi me sonó a que lo que les ofreciéramos era que no. Ellos deberán informar a la bases, de acá en más no se que irá a pasar”.

Al no acordar una solución a la problemática que tiene casi dos semanas los representantes gremiales y delegados de base se retiraron de la reunión. Por ello, realizarán asambleas el viernes y definirán extender la medida de fuerza a todo el municipio.

“Ayer se llevó a cabo la segunda reunión para llevar nuestra propuesta que básicamente eran al menos de los tres puntos que ellos solicitaban en dos obtuvimos toda la mañana trabajando para poder lograr el consenso y ver qué era lo que se podía hacer. Ellos pidieron que no se sancionara a los ocho agentes que estaban en el artículo tercero de la resolución 11/15, en realidad jamás se pensó sancionarlos. No se de dónde sacaron que se iba a sancionar a la gente”, dijo Weigel

Agregó que: “El segundo punto era que las tres personas que quedaban, una de ellas estaba dispuesta a ir al lugar que le habíamos destinado, y los dos que quedaban Claudio Montiel nos pidió que quedaran en DAGSA. Hicimos las tratativas para que efectivamente quedaran en la cuadrilla de DAGSA a lo que también dijeron que no. Ellos lo que quisieron imponer fue que nosotros sacáramos a foja cero la resolución donde se disolvía la oficina de reclamos de DAGSA y le dijimos que no, que la resolución sigue firme. Se levantaron, se fueron de la mesa, no dieron demasiadas explicaciones y a la salida anunciaron este paro general en la Municipalidad”.

Weigel opina que esta situación posee cierto tinte político: “Ya pasaron las elecciones, tenemos que seguir trabajando, la gente nos está reclamando y la gente les va a reclamar también porque acá somos todos responsables, hagámosno cargo de lo que hay y es esto”.

Para finalizar el directo de Recursos Humanos de la MSR dijo que “la única palabra que escucho es persecución y no se persigue a nadie, todos ejercen el derecho de huelga y el derecho de trabajar que es lo que está establecido. No se presionó a nadie, no se obligó a nadie. Simplemente es una potestad que tiene el intendente de reubicar en otras áreas a gente que ya en ese sector no iba a tener función. Es una re-ubicación funcional y no se les baja la categoría”.

Compartir