Artesanos y artesanas pampeanas afirmaron que seguirán “resistiendo en la Plaza San Martín”. Criticaron la decisión de funcionarios que decidieron que la Feria del Regalo sea en las vías del ferrocarril junto con manualistas y no en la plaza central de Santa Rosa. En ese sentido, criticaron a Élida Deanna, Directora de Desarrollo Local, por sus dichos y la decisión que ha tomado al respecto.

Deanna había mencionado que la decisión de trasladar a los artesanos fue consensuada y por ello desde el municipio se trabajan en la disposición de infraestructura adecuada. Ante ello, Nancy una integrante del grupo de artesanos independientes desmitió a la directora de Desarrollo Local: “Consensuado por los artesanos no. Cuando se hizo la reunión la semana pasada que ellos ya lo tienen resuelto de que se va a hacer en las vías nosotros no les dijimos que si en ningún momento. Nosotros estamos discutiendo con ellos, con los funcionarios del municipio porque la feria es en la plaza y la gente transcurre alrededor de la plaza sobre todo en esa fecha”, dijo.

Por otro lado, Nancy comentó que tienen “mucho apoyo de la sociedad de que la feria se siga haciendo en la Plaza San Martín. Los desmanes que ella –Élida Deanna- nos dijo que el año pasado hubo, los desmanes también se producen cuando se hacen las campañas electorales o vienen las distintas iglesias a participar o hacer sus eventos y eso también produce desmanes porque no terminan limpiando. Entonces nosotros que venimos a trabajar y que tenemos un oficio no puede ser, ellos tienen que consultar a los actores que somos nosotros”.

Por ello, aseguró que la decisión no es solo un capricho de las autoridades sino que como artesanos no “responden a su proyecto político”.

Asimismo, Nancy destacó reiteradas veces que ellos poseen un oficio y que no es el mismo que aquellos que participan de la feria franca. “Allá es una feria franca y nosotros somos artesanos. En la feria franca hay verduras, pan, revendedores. Entonces nosotros tenemos un oficio entonces no podemos estar al lado del que recibió un microemprendimiento y fue y compró ropa en el Once y la pone en un puesto re bonita. Entonces es una competencia desleal para los que hacemos todo desde un comienzo desde la materia”.

Para finalizar destacó: “Aproximadamente siempre somos entre 300 o 350 artesanos, así que nos sentimos apoyados. Es desidia de los funcionarios de un capricho de trasladar la feria a las vías que no pasa nada, porque es nuestro trabajo, nuestra actividad y necesitamos recibir esos ingresos. Entonces si no nos consultan a la parte interesada que somos nosotros lo que ellos utilizan de relleno en las vías, me parece que es una forma muy dictatorial de resolver las situaciones”.