Ayer viernes se dio una conferencia de prensa organizada por Amnistía Internacional por el caso de Santiago Maldonado. En ella estuvieron presentes los familiares del tatuador, la abogada, Verónica Heredia, y la directora ejecutiva de Amnistía Internacional de Argentina, Mariela Belski.

En la conferencia, Sergio Maldonado recalcó que “el cuerpo de Santiago no podía estar donde apareció” e insistió en que Gendarmería es culpable de la muerte del joven. “Lo asesinaron”, dijo.

En consonancia con ello, Belski dijo: “Santiago no desapareció caminando, sino en un contexto de represión de Gendarmería” y agregó que “en este proceso, Amnistía Internacional acompañará a la familia y la llevará a ámbitos internacionales”.

Por su parte, la abogada Verónica Heredia manifestó que quiere que “se continúe investigando este tipo penal” porque “es imposible que haya estado el cuerpo” durante 78 días en el río Chubut.

Además, indicó que el pasado jueves declaró en la causa “el prefecto (Leandro) Ruata, que estuvo a cargo de todos los rastrillajes y dos buzos”, quienes “declararon que en ese lugar no hay pozos” y que la altura del río fue bajando desde el primer rastrillaje hasta el último.

Santiago Maldonado fue buscado durante 78 días después de haber participado de una protesta mapuche el 1° de agosto pasado. El caso es investigado como “desaparición forzosa” debido a que los primeros testimonios apuntaban a que Gendarmería se había llevado al joven.

Por su parte, el próximo miércoles 1° de noviembre a partir de las 18:00 horas habrá movilizaciones para continuar con el pedido de justicia y la imperiosa necesidad de conocer la verdad sobre su muerte.