El Museo de Historia Natural de La Pampa propone, para el mes de octubre, diversas actividades vinculadas a la conservación, investigación y observación de nuestras aves pampeanas. Ello se da en el marco del “Mes de las Aves” propuesto por la institución.

De esa manera, el sábado 28 de octubre 9 a 12 horas y 14 a 17 horas se propone una jornada académica. «Vamos a ver una cantidad de módulos y contenidos. Una parte va a ser de evolución y la relación del hombre con las aves. En el otro módulo vamos a ver todo lo que sería características, plumaje, en que ambiente los encontramos y después vamos a ver todo lo que sería qué es lo que tenemos que llevar al campo para ver pájaros, qué binoculares, qué guía, cómo tengo que hacer para ver un pájaro. A la tarde terminaríamos con todo lo que es la conservación de los pájaros, qué especies en La Pampa tenemos en peligro, como trabajar en el cuidado de esto y cómo el observador contribuye en la conservación de las especies», comentó el Coordinador de la División de Zoología del Museo de Historia Natural de la provincia de La Pampa, Miguel Santillán.

Las actividades continúan el domingo 29 con una salida práctica de campo, de 8 a 11 horas en la Reserva Urbana Las Malvinas. «La idea es que sea a partir de los 15 años y no tener ni idea de pájaros».

Santillán dijo que «octubre es el mes de las aves porque es mundialmente es conocido porque empieza la migración y la reproducción de los pájaros, en el caso nuestro en el Hemisferio Sur. Lo que hemos logrado desde el museo es hacer un curso de observación de aves».

Por su parte, en La Pampa el número de especies va incrementando «actualmente creo que estamos en 317 o 320 especies. Es muy novedoso porque esto de la salida al campo el ornitólogo o el fotógrafo, ve un pájaro, le saca una foto, la sube y ahí empieza el ‘nuevo registro de…’ Son especies que normalmente tienen su patrón de distribución en otras provincias y en la provincia nuestra no fueron registradas y ahí comienza todo lo nuevo». Así, por el cambio en el clima, en los suelos las especies «comienzan a ocupar nuevos nichos, nuevos lugares», agregó Miguel Santillán.

 

Compartir