Autoridades venezolanas arrestaron a el presidente de la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP) y ex vicepresidente de Exploración y Producción y otros 10 gerentes de PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A.), empresas vinculadas al petróleo venezolano.

Orlando Chacín es el presidente de la CVP, quien ha sido señalado por hechos de sabotaje contra la empresa mixta Petrozamora. La fiscalía de Venezuela había informado en julio que imputaría al director por estar presuntamente ligado a la malversación en la adquisición de vehículos para la estatal.

Por su parte, Chacín  fue detenido en Caracas por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar. Se le imputan los delitos de asociación para delinquir,  obstrucción de la libertad del comercio, concierto de funcionario con contratista, y daños a la industria petrolera con siniestro.

Asimismo los otros aprehendidos por los hechos de sabotaje son Luis Gerardo Martínez Cardozo, superintendente de tratamiento de crudo, Adolfo Ramón Artigas, técnico de laboratorio,  Hirto Manuel Hurtado, técnico de movimiento de crudo, Raibeth Atencio, líder de contabilidad de crudo, Jalar Antonio Granado Rodríguez, superintendente de operaciones de tanque, y Noria Alberto Perozo Villanueva, representante del Ministerio Energía y Minas.