Daniel Kroneberger, Diputado Nacional, se refirió a la sesión del día de ayer en la que se le quitaron los fueros a Julio De Vido.

Kroneberger expresó que: “Fue un día para mí emblemático, es una señal muy fuerte que necesitaba la sociedad ante la descredibilidad generalizada de la política en general”. Dijo que está a favor de que estos procesos sigan realizándose a quienes estaban “arriba” De Vido y a quienes estaban “debajo” de él si es que cometieron delitos o ilegalidades. “Le han hecho mucho mal a la Argentina”, sostuvo.

Marcó que este desafuero asegura que: “Se cumple con la ley, hay institucionalidad”. “Se hizo lo que tenía que hacer: sacarle los fueros a De Vido”, enfatizó. Manifestó que esto “es el comienzo de una nueva etapa”.

Compartir