A raíz de las controversias por el conteo de las elecciones legislativas del pasado 22 de octubre Daniel Pablo Bensusán, apoderado del PJ, aclaró en un comunicado de prensa que “nadie desde el PJ dijo que la diferencia era de 600 votos. Hablan de fraude o errores en la carga y la carga de los datos fue hecha por el Gobieron Nacional. Que quieran desligitimar la elección es por lo menos una falta de respeto al electorado pampeano”.

Comunicado de Daniel Pablo Bensusán, apoderado del PJ

El Martes empezamos a trabajar en el escrutinio definitivo.

En los resultados el PJ tiene una diferencia aproximadamente de 80 votos a su favor. Si bien restan computar los votos de las personas privadas de libertad y los residentes en el extranjero la proyección no alcanza para revertir el resultado.

Desde el PJ siempre hablamos de unos 70 votos de diferencia y la cifra de 600 votos fue información que difundió la Dirección Nacional Electoral que depende del Ministerio del Interior de Nación.

En el escrutinio vimos las actas de las 853 mesas de la provincia. De todos los votos recurridos e impugnados, el PJ sacó una diferencia de 6 votos a favor. El domingo el Carlos Verna Gobernador dijo que teníamos una diferencia de 70 votos y nunca habló de una diferencia de 600 votos. Eso lo dijo la Dirección Nacional Electoral que depende del Ministerio del Interior. Surgió por los telegramas que recibió Correo Argentino y la empresa contratada por la Dirección General Electoral que depende del Ministerio del Interior de Nación. Si hubo un error en la carga de los telegramas fue por culpa de la empresa que contrató el Gobierno Nacional.

Nadie desde el PJ dijo que la diferencia era de 600 votos. Hablan de fraude o errores en la carga y la carga de los datos fue hecha por el Gobieron Nacional. Que quieran desligitimar la elección es por lo menos una falta de respeto al electorado pampeano.

El apoderado de la UCR formuló el pedido de apertura de las urnas y el pedido de nulidad de las mesas en La Maruja porque le habían dicho que hubo votos marcados.
Las actas del escrutinio de las cuatro mesas de La Maruja en ninguna había votos recurridos o impugnados. Están todas las actas firmadas por los fiscales de todos los partidos y por el presidente de mesa sin ningún tipo de irregularidad.

Si hubiera habido alguna irregularidad en la mesa para formular alguna impugnación lo deberían haber hecho entre las 18 horas del domingo y las 18 horas del martes, cuando emprezo el escritunio definitivo. En esas 48 horas uno puede formular la denuncia pero nada de eso pasó.

Cuando quisieron hacer la impugnación, la Junta Nacional Electoral le rechazó la petición a Cambiemos porque las actas de las mesas estaban bien y había prescripto el plazo para realizar las impugnaciones. Hicieron una denuncia penal donde se investigará si existió delito, pero no va a tener incidencia en el resultado del escrutinio definitivo.

Compartir