Ariel Rauschenberger, recientemente electo Diputado Nacional por el Partido Justicialista, se refirió al resultado de las elecciones que lo convirtieron en diputado.  

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en las PASO, Rauschenberger expresó: “Si después del 13 de agosto te ponías con la mente fría a analizar lo que venía era casi imposible revertirlo”. Manifestó que frente a ese panorama “el justicialismo se sintió tocado, nos tocaron el orgullo”.

Manifestó que la unidad y el acompañamiento fueron aspectos fundamentales, además, de lo principal que fue que “el gobernador se puso la campaña al hombro como un militante más”. Resaltó el importante trabajo de la militancia.

Consideró que los pampeano tomaron conciencia de lo que se jugaba. En cuanto a los 20 mil votos más obtenidos, expresó que se debió al trabajo en distintos aspectos. “Nosotros trabajamos fundamentalmente con quienes no habían ido a votar”, expresó. Además, marcó que en las PASO hubo gente que participó en la interna de Cambiemos. Otro punto en el que se hizo hincapié fue en el trabajo con la juventud. Dijo que: “Estaba en juego la dignidad de los pampeanos…Es una hazaña para el justicialismo”.

En cuanto a los resultados finales y la polémica de faltantes de votos para Cambiemos, Rauschenberger expresó: “Nosotros teníamos en el comando el resultado de cada mesa lo que volcábamos a un sistema. Nosotros manejamos cerca de 80 votos arriba… luego la Justicia Electoral habló de 598 votos de diferencia, eso no lo decimos nosotros y ahí es donde aparece la diferencia entre los telegramas y las actas”. Esta diferencia será definida por el escrutinio definitivo que ya comenzó.

En cuanto a su rol como Diputado dijo que: “Queremos dialogar con el Gobierno Nacional”. Además, dijo que sus reclamos serán en cuestiones como viviendas, obras y rutas. También anticipó que: “La idea es estar participando activamente en la comisión de hacienda y presupuesto. Melina va a estar en la comisión de vivienda. La idea es formar un equipo con Ziliotto, Durango y Lovera”.